News & Events

Neuromarketing, emociona a tus clientes

Las personas somos una mezcla apasionante entre lo racional y lo emocional. Y a la hora de tomar decisiones, reaccionamos ante estímulos que nos generan impulsos para pasar a la acción.

El neuromarketing es una ciencia/disciplina que se ocupa de analizar los procesos cerebrales por los cuales se establecen conductas y tomas de decisiones dentro de los campos del marketing, ‘leyendo’ la mente del consumidor para conocer sus deseos y qué les motiva a la hora de comprar y posicionarse con una marca.

Cuando diseñamos un producto, una campaña o cualquier estrategia para reforzar nuestra marca, tener la información sobre los niveles de emoción, atención y memoria de nuestro universo de clientes, nos facilitará mucho la gestión de los recursos, técnicas y acciones que llevemos a cabo para conseguir los objetivos deseados.

Tienda multisensorial SVD en Barcelona (Fuente-www.brandspotting.net)

Existen múltiples formas de aplicar el neuromarketing. Desde las técnicas clínicas como la tasa cardíaca, electrocardiograma, …, existen otros ejemplos que se entienden y se pueden aplicar de una manera más sencilla:

· La música influye mucho en un consumidor y dependiendo del tipo de local, producto, campaña,….el tipo de música condicionará al cliente en su ritmo de compra.

· Los precios que acaban en 5,7 o 9 atraen más la atención y dan una sensación de menor coste (si vemos algo a 2,99€ pensamos que es mucho más económico que si lo vemos a 3€).

· El ambiente que rodea al producto condiciona el ánimo del comprador. Si vemos por ejemplo un tipo de fruta tropical en un lineal junto con otras frutas variadas, no es lo mismo que verlo en un expositor separado, dentro de una caja de madera y rodeado por plantas y hasta con pantallas que reproduzcan paisajes tropicales.

El neuromarketing se enfoca en todos nuestros sentidos y es importante favorecer el estímulo en cada uno de ellos o en todos a la vez. Es curioso como el sentido del gusto se puede estimular sin necesidad de degustar ni oler nada. Bastan unas buenas imágenes de alimentos o sonidos que nos recuerden marcas de comida, para empezar a salivar.

Como en toda ciencia, hay un mundo de posibilidades y opciones para desarrollar el neuromarketing con éxito. Lo adecuado es tener toda la información posible, utilizar con inteligencia las redes sociales y los estudios de mercado y observar en primera persona qué es lo que nos emociona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *